El absurdo del Nacionalismo Vasco

Todos nuestros ingresos se reinvierten en la difusión de las doctrinas tradicionalistas.